La Escuela de Física

Hace casi un año se decretó la restructuración de la UNAH. En lo que a nosotros nos compete más directamente, el venerable CUEG desapareció para dar paso a tres facultades: Ciencias, Ciencias Sociales, y Humanidades y Artes. Al margen de los cuestionamientos y las posibles impugnaciones –que deberán ser resueltas por los profesionales del derecho– en torno a la legalidad de las acciones tomadas por la extinta Comisión de Transición, tanto al restructurar la UNAH como al nombrar interinamente a las Decanas de las tres facultades, me interesa reflexionar un poco sobre lo que significa que ahora seamos una Escuela de Física dentro de una Facultad de Ciencias.

No es un simple cambio de nombre. No se trata de que lo que antes era el Departamento de Física ahora se llama Escuela de Física, y el que antes era Jefe ahora es Director. De ninguna manera. Hay que entender el cambio en las prioridades que implica la restructuración, debido principalmente a que la Facultad de Ciencias tiene como prioridad la formación de científicos, y la Escuela de Física tiene como prioridad la formación de físicos. Los cursos generales y/o de servicio pasan a segundo plano, aunque involucren un gran número de estudiantes y profesores.

Históricamente, los departamentos surgieron como unidades orientadas a dar cursos de servicio o cursos generales; las carreras fueron surgiendo como hernias académicas, aprovechando los recursos sobrantes en los departamentos, y hasta la fecha han sido tratadas como cenicientas. Pero la nueva UNAH debe cumplir con el compromiso de desarrollar las ciencias básicas, las humanidades y las artes, como lo señala su ley orgánica, y para ello hay que formar científicos, artistas y humanistas al más alto nivel. La zapatilla de la formación de científicos no encaja en los burdos pies de las estructuras orientadas a los cursos de servicio, sino en los delicados pies de las unidades dedicadas a la formación de científicos (en nuestro caso, físicos)

La Escuela no es lo mismo que el departamento; es una “estructura sombrilla” que puede tener en su interior uno o más departamentos (por ejemplo, dentro de la Escuela de Biología ya se propuso la creación del Departamento de Botánica), y una o más carreras a distintos niveles: cortas, licenciaturas, maestrías y doctorados. Cada departamento tendrá un jefe y cada carrera un coordinador, y el director deberá articular el trabajo de todos. Hay otras estructuras que pueden formar parte de una escuela: unidades de apoyo a la actividad académica, como talleres, centros de cómputo, de instrumentación, etc., y también unidades para atender los cursos generales. Los reglamentos establecen un mínimo de 3 profesores para establecer una “sección”, y un mínimo de 5 profesores para establecer un departamento.

No hay una “receta” sobre lo que debe ser la Escuela. Es una estructura lo suficientemente flexible y nosotros somos los encargados de convertirla en una unidad eficiente, que cumpla con la misión de formar físicos.

¿Empezamos?

About these ads

13 respuestas a La Escuela de Física

  1. Adelante con este ideal,que lo que necesitamos es conciencia y no instinto. Aunque nuestro país no esté orientado por personas con una visión humanista y científica,no queda de otra que hacer algo los de ´abajo´. Cuente conmigo en lo que pueda colaborar.

  2. FBarralaga dice:

    La barrera a mi juicio mas grave, por lo menos para pretender arrancar esta estructura, es la falta de fondos para que cada escuela pueda iniciar su despegue. Creo que hay suficiente personal calificado para que las espectativas,largamente añoradas, de poder iniciar realmente a investigar puedan realizarse; existe el deseo de iniciar y seguramente que los contactos en el exterior no faltaran; hasta me atreveria a decir que con suficiente paciencia, perseverancia y tacto podriamos convencer a las actuales “Barreras Administrativas” (ya saben a quienes me refiero) que no podremos llegar muy lejos pretendiendo ser “UNIVERSIDAD RECTORA DE LA ED…”, con el actual modelo de docente concentrado SOLO EN DOCENCIA. Lo que no veo facil de conseguir, y podria esta ser una primera meta, es disponer de los fondos que entran a la Tesoreria a la cuenta fantasma de cada escuela, fondos con los que podria costearse el intercambio de docentes con universidades del exterior donde pueda complementarse una investigacion, o comprar un articulo de una revista cientifica indexada, o adquirir bibliografia, equipo de computo y tantas otras cosas que sabemos muy bien que son necesarias en el desarrollo de una investigacion…sin mencionar “el equipo de adeveras”…pero saben que: por lo menos ya tenemos la estructura legal que no estaba hace poco, permitamonos ser optimistas y entremosle al proyecto pensando que encontraremos la forma de ganarle al sistema!

  3. gordoponce dice:

    Ciertamente, las limitaciones materiales son y seguirán siendo una barrera, pero yo creo que hay por lo menos otras dos limitantes:
    (1) la noción de “carga académica” que se maneja en la UNAH, que aunque establece actividades como investigación y vinculación como parte del trabajo académico, en la práctica no se destinan ni tiempo ni recursos materiales más que para la docencia, como ya lo mencionó Francisco. Sin embargo, la Dirección de Investigación Científica Universitaria (DICU)está intentando crear la figura de “investigador universitario” y tienen fondos para financiar proyectos de investigación, becas, etc., que quizá no se están manejando con la eficiencia que uno esperaría, pero están allí; la Dirección de Vinculación solicitó, hace algún tiempo, propuestas de proyectos que serían financiados con los fondos de la ERP, administrados por las municipalidades, y ejecutados por la UNAH. Mandamos unos cuantos que siguen durmiendo el sueño de los justos en alguna gaveta, pero la mayoría de los profesores ni se enteraron de la convocatoria. Cabe preguntarse porqué los profesores son, en su mayoría, totalmente indiferentes a iniciativas como estas, lo que nos lleva a la otra barrera:
    (2) Nos hemos conformado a la idea de que nuestro trabajo consiste en dar clases, y nada más. Ya ni siquiera queremos tomarnos la molestia de ver si se ha escrito algún nuevo libro de texto, si hay nuevas metodologías de enseñanza o alguna alternativa que nos saque de la rutina de ir a enseñar los mismos temas con los mismos ejemplos, los mismos libros, el mismo horario y hasta los mismos alumnos. Ni hablar de tomar la iniciativa de escribir nosotros mismos el libro de texto o pensar en innovar en algo, mucho menos hacer investigación original. Es más fácil quejarse por todo lo que no se tiene, acostumbrarse a la idea de que aquí nunca se va a hacer nada importante y sentarse a esperar la época de la jubilación, que podría ser jugosa si la ADUNAH hace suficiente bulla.

    Yo creo que nuestro problema más grave es la falta de iniciativa, el convencimiento de que no podemos hacer nada sin el estímulo –o el chicote– externo.

  4. Bryan Larios dice:

    Tres años se cumplirán en agosto de haber comenzado la maestría en Física General en la UNAH, y aun no se ve el día que alguien se vaya a graduar, almenos de la llamada segunda promoción, es realmente penoso que las autoridades universitarias no le den importancia a los postgrados, imagínese usted que en lo que va de este año ningún curso se ha impartido, “claro” las razones o “escusas” abundan.
    Por otro lado a nivel interno (ESCUELA DE FISICA) los coloquios, las charlitas los avances en las respectivas investigaciones, que los mismos estudiantes avanzados de la maestría deberíamos impartir nunca se han hecho, es muy difícil que en un país como este, avance la ciencia, cuando el único propósito es obtener grados académicos para reajustar los salarios, y peor aun cuando ese tipo de aptitud es premiada.

    Un abrazo

    Bryan Larios

  5. Carlos Tenorio dice:

    Bryan esas tesis están detenidas, aparte de las consideraciones legales, porque ningún alumno de maestría tiene un asesor que los presione diariamente y los supervise; ni hay reglamento, supongo, que los obligue a terminarlas antes de cierta fecha.

    Lo del chicote externo que dicwe Ponce es muy cierto. La única razón por la cual nosotros llegamos a terminar el proyecto de investigación de la DICU (coloquio pendiente en la semana científica) fué por el contrato qué firmé y que decía básicamente: Ud está obligado legalmente a terminar esta m#%&a o si no… le patearemos el trasero. Si yo no hubiera firmado ese papel, creo que esos datos todavía seguirían durmiendo el sueño de los justos en el disco duro de la máquina.

    Por tanto, debería haber legislación ó reglamento interno de la Escuela de Física que dijera: Cada docente debe de presentar una propuesta de investigación anual, aunque no sea aprobada para ejecución, pero vaya, al menos que lo intente, so pena de …

    Esto por supuesto no es realista, imagínese si alguien propusiera esta legislación en serio. Las hordas de la oscuridad se levantarían enseguida con hachas, antorchas y picas, y de paso exigirían otro aumento, no está de más…

  6. Sin ànimo de contrariar sus buenas intenciones me gustarìa hacer una pregunta o màs’: puede un paìas tener desarrollo intelectual sin tener desarrallo econòmico? o sea los cientèficos pueden determimar el rumbo de la vida?

    • gordoponce dice:

      Yo creo que la pregunta debe formularse al revés: ¿Puede un país tener desarrollo económico sin tener desarrollo intelectual? Difícilmente. La historia reciente nos enseña que los países que en su momento invirtieron en la ciencia y la educación se han vuelto ricos, y no al revés.

      Los científicos pueden participar en la vida de un país y ayudar a encontrar el rumbo para un desarrollo no sólo económico, sino social, ambiental, y sicológico, pero no pueden hacerlo solos. El problema en países como Honduras es es que los científicos no tienen voz ni voto en las decisiones importantes; creo que ningún científico se gana la vida usando la ciencia para colaborar en la solución de los problemas de interés común.

  7. Bryan LARIOS Y CARLOS TENORIO RESPETAN LA UNIVERSIDAD QUE LES DIO LO QUE SON Y POR ESO TIENEN TODO LO QUE SE MERECEN Y MAS. VIVAN POR SIEMPRE TODOS AQUELLOS QUE PIENSAN COMO ELLOS

  8. SER LIBRE ES TENER CONCIENCIA DE LA NECESIDAD

  9. Leì en algún libro de historia que Platòn tenìa es su escuela un ròtulo, si asì puede llamarse ahora, que decìa:
    El que no sepa geometrìa que no de un paso màs.
    Hemos llegado al colmo de que en momentos de huelga les dejamos tareas, para llevar a la casa, a los alumnos para evaluarlos. Que verguenza¡

  10. Creo que los profesores que tienen los principios para ser llamados universitarios deben formar un frente que ls distinga de todos aquellos que sòlo ven a la universidad como un modus vivendi,crear y luchar por una universidad libre, al servicio del desarrollo, para todos, sin doctrinas, sin empirismo, sin todas las vulgaridades que se hacen pasar por virtudes. Me sentì feliz cuando se eliminò la paridada estudiantil, pero……

  11. Las grandes transformaciones de la sociedad se dan con el afinamiento de los pequeños detalles:
    Con que sonriamos al hacer nuestro trabajo;
    Con que estudiemos una hora más pero con la pasión que teníamos cuando estábamos aprendiendo a integrar y derivar;
    Con que nos interese en verdad el desarrollo de los que están a nuestro alrededor;
    Con que valoremos más la justicia que nuestros derechos.

    Con todo eso estaremos haciendo cosas grandes por nuestra patria. Estaremos siendo el tipo de ciudadano que Morazán añoró que le sucediera.

  12. No puedo negar que desde el punto de vista administrativo el concepto de “Escuela de XXX” tenga sus ventajas y quédese claro que no estoy en contra. Pero siendo objetivo no creo que eso sea lo que arranque una mejora substancial en la calidad de la educación a nivel superior y de la investigación. Que dicho sea de paso estos son los propósitos fundamentales de la UNAH tal y como se manifiesta en la Gaceta, asi que no es invento mío, es lo que dice la “Ley”.

    Quierase o no la reputación de una universidad se mide por su producción científica, proyectos de investigación y publicaciones en revistas internacionales arbitradas. Podrian explicarme como es que a consecuencia de la creación de las “Escuela de XXX” se mejorará la producción científica en la UNAH. Como es que esto incrementará el número de publicaciones en revistas arbitradas (no locales) si quien dirige y constituye las facultades, escuelas y/o departamentos son los docentes y mientras estas no cambien de mentalidad la UNAH seguirá siendo la misma.

    A veces me pregunto si realmente se desean verdaderos cambios en la UNAH y si se esta realmente conscientes de la responsabilidad que uno carga a sus espaldas con estos cambios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: