Comunicado urgente de la ADUNAH

Este es el comunicado emitido por la ADUNAH el miércoles 5 de noviembre de 2008:

ASOCIACIÓN DE DOCENTES DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

COMUNICADO URGENTE

La Asamblea de la Asociación de Docentes de la Universidad  Nacional Autónoma de Honduras comunica a la comunidad universitaria y al pueblo en general:

1.    La ADUNAH no es responsable por el atraso en el período académico, dado que es deber de las Autoridades cumplir eficaz y eficientemente con la gestión que tienen a su cargo. No fue sino hasta el 4 de noviembre que el Rector firmó el Acta en la que se compromete a pagar la deuda que la UNAH tiene con el INPREUNAH, la cual la ADUNAH reclama desde hace quince años.

2.    La lucha emprendida por la ADUNAH plasmada en el Pliego de Peticiones del 23 de septiembre de 2008, recoge la preocupación de la comunidad universitaria por una verdadera reforma universitaria que rescate la UNAH de la profunda crisis en que se encuentra.

3.    Por nuestro permanente compromiso con los estudiantes y con la academia, se hace un llamado a los docentes y estudiantes para continuar con las actividades académicas normales a partir del jueves 6 de noviembre de 2008. A la Vicerrectora Académica se le solicita una reprogramación conjunta a fin de cumplir con los diferentes programas académicos de forma oficial y pública.

4.     La ADUNAH sostiene la vigencia de sus demandas, se mantiene en permanente vigilancia y exhorta a las Autoridades a que asuman una actitud de compromiso y responsabilidad a favor de los intereses de la universidad y del país.

5.     La defensa de la educación y la salud pública es un deber de todos los hondureños y hondureñas, en particular de las Autoridades Universitarias como lo establece el Art. 160 de la Constitución: “La Universidad Nacional Autónoma de Honduras . . . goza de la exclusividad de organizar, dirigir y desarrollar la educación superior y profesional, contribuirá a la investigación científica, humanística y tecnológica, a la difusión general de la cultura y al estudio de los problemas nacionales. Deberá programar su participación en la transformación del sociedad hondureña.”

6.    Finalmente, exigimos a las Autoridades Universitarias que respeten  los derechos de estudiantes y de docentes a fin de mantener un ambiente de libertad, paz y armonía.

Tegucigalpa, M.D.C., 5 de Noviembre de 2008

“La paz es el respeto al derecho ajeno”

El rescate del Estado de derecho es una condición indispensable para una transformación integral y profunda de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras

8 respuestas a Comunicado urgente de la ADUNAH

  1. ABAJO LAS HUELGAS QUE AFECTAN LAS CLASES EN LA UNIVERSIDAD. DEJEMOS DE DESTRUIR LO POCO QUE QUEDA DE ELLA.
    DEJEMOS DE DAR MAL EJEMPLO A LOS ESTUDIANTES.
    ABAJO LOS DIRIGENTES CRETINOS.
    CONSTRUYAMOS UNA ACADEMIA QUE SEA ORGULLO NACIONAL E INTERNACIONAL, NO MOTIVO DE RISA.
    LUCHEMOS POR SACAR A ESTE PAIS DE LA EDAD DE PIEDRA, FOMENTANDO Y POPULARIZANDO LAS CIENCIAS.
    ABAJO LA IGNORANCIA, LA MANIPULACION Y TODAS LAS VULGARIDADES QUE SE HACEN PASAR COMO VIRTUDES.

  2. En 1990 la administración de la UNAH estuvo obligada a transferir al Instituto de Previsión Social de los Empleados de la UNAH (UNAH) Lps.25 millones por concepto de déficit actuarial. No lo hizo y no obstante el efecto que esa omisión significaba para establecer el fondo inicial, hubo pocos que reclamasen el hecho. Para 1993, el capital y los intereses sobre esos veinticinco millones se estimaban en Lps.45 millones y solamente la Asociación de Docentes de la UNAH (ADUNAH) lo reclamó.

    La ADUNAH quisiera poder haber contado con el apoyo de terceros, en grupos o como individuos, en el rescate del Inpreunah.

    Cada año, la administración presupuestaba las transferencias por cuotas patronales y cotizaciones. presupuesto que el Claustro Pleno confirmaba, el Congreso Nacional autorizaba y la Secretaría de Finanzas asignaba. Entre 1993 y 2003, la administración incurrió en ilegalidad al transferir de manera incompleta estas transferencias (estableciendo un patrón de retrasos en las transferencias mensuales de las cotizaciones, morosidad casi permanente que significó una condición de desprotección e inseguridad virtuales para la colectividad).

    En marzo 1993, el Secretario del Consejo de Administración formuló ante el Claustro Pleno la necesidad de remover de los predios universitarios los negocios particulares en la prestación de servicios de fotocopiado; persuadió al CP sobre conferirle al Inpreunah la exclusividad en la explotación de este servicio en todos los centros. La administración de fotocopiados no es precisamente el giro del Instituto de Previsión pero así como el Claustro Pleno lo autorizó y la junta directiva (de la cual el Secretario del CA era miembro) lo aceptó.

    El acuerdo del CP estableció que un 25% de los beneficios del servicio que el Inpreunah proporcionara serían para la UNAH y que la subcontratación no era posible. De resultarle imposible al Inpreunah continuar con el servicio, tendría que revertirlo a la UNAH. Veremos cómo resultó ese aspecto.

    El Inpreunah no tenía experiencia, conocimiento, equipo ni personal calificado para administrar un sistema complejo pero igual se vio una oportunidad para generar ingresos. Eventualmente el Inpreunah invirtió recursos (con lo cual se reducía la capacidad de rendimiento del fondo previsional) para comprar 41 fotocopiadoras; se determinó emplear servicios profesionales para el mantenimiento del equipo. La empresa favorecida con el contrato de mantenimiento con el Inpreunah, la misma que generalmente monopolizaba la adjudicación de licitaciones en la UNAH, no tuvo otro cliente para fotocopiado que el Inpreunah. Los empleados al frente de la maquinaria del Inpreunah comentaban que técnicos de la compañía de mantenimiento prestaban igual servicio para la empresa que vendió la maquinaria – diferenciados solamente en el color de sus uniformes cuando atendían equipo del Inpreunah,

    La facturación por el mantenimiento entre 1993 (fue resolución de CP de ejecución inmediata) y marzo de 2000 (?) fue idéntica a los beneficios del servicio. Informes anuales de presupuesto (hasta 2000) del CA reportaron algunos ingresos para la UNAH, pero no se conoce documentos fehacientes por concepto de auditoría practicada entre 1993 y 2000.

    La ADUNAH denunció que el Inpreunah a partir de la segunda parte de la década de los años noventas invirtíiese recursos en proyectos habitacionales en perjuicio de la inversión para fines de rendimiento para las jubilaciones. En junio de 1998, el autor de estas líneas y la licenciada Raquel Angulo, Directora del Centro Universitario de Estudios Generales (CUEG) visitamos oficinas de la Contraloría General de la República. Reclamamos explicació sobre por qué la auditoría de 1995-1998 en la UNAH no se ocupaba de la administración del Inpreunah. Funcionarios de la Contraloría, incluyendo el Sr. Secretario y dos de sus asistentes inmediatos, declararon desconocer siquiera la existencia del Inpreunah.

    La Contraloría procedió a auditar el instituto y en noviembre de 1999 recomendó (ordenó) entre otras cosas que el Inpreunah se abstuviera de la práctica de invertir en proyectos de vivienda y fortaleciese el sistema dedicándose a su finalidad primordial.

    Los reclamos constantes de la UNAH cayeron en oídos sordos. La ADUNAH estuvo sola en reclamar solución al problema de la deuda. Denuncias ante el Ministerio Público en 1999 (?) todavía no tienen respuesta. Jamás antes del año 2000 se llevó el asunto a nivel de agenda de Claustro Pleno o de Consejo Universitario, cuando se dio concesión extraordinaria del colegiado Consejo de Administración (CA) ante el Consejo Universitario: la ilegal y arbitraria propuesta del Secretario del CA de transferir dos predios y un edificio al Inpreunah en pago de la UNAH contra la deuda con el Inpreunah – ilegal en lo que es requisito de ley disfrutar de autorización del Congreso Nacional. El Secretario del CA valoró el patrimonio cedido en Lps.41 millones y, en su condición de directivo del Inpreunah nuevamente persuadió a los demás miembros a aceptar el traspaso. (Quizá no sea del todo irrelevante advertir que los predios a nivel contable todavía en 2008 figuran como parte del patrimonio de la UNAH.)

    La ADUNAH perseveró en demostrar la creciente deuda y reclamar la vulnerabilidad del instituto. En diciembre de 1999, el Consejo Universitario aprobó la reforma consensuada con la ADUNAH (iniciativa que la Dra. Ana Belén Castillo de Rodríguez, a propuesta de la ADUNAH en 1998) sobre el reglamento para la Carrera docente de 1989, denominado Estatuto del Docente Universitario (EDU). El 5 de enero de 2001, el Consejo Universitario en sesión extraordinaria reformó el EDU unilateralmente (contrario a lo que las disposiciones y preceptos legales) para invalidar, entre otros, aspectos de contratación de docentes por concursos, dictámenes, etc., así como en cuanto a criterios generales para las reclasificaciones por mérito. Esto provocó reacción de la ADUNAH que no aceptó la violación de diversos procesos que garantizaban la calidad en la educación universitaria, Al reclamo se agregaron la situación del Inpreunah, la asignación de recursos presupuestarios de la UNAH para ente privado de nombre ‘Fundación Tecnológica de la UNAH (Fundatec)’ desde 1998; y se denunció la adjudicación a 30 años de 2.000 hectáreas de la Reserva Forestal de ‘Pico Bonito’ para la ‘Fundatec,’ etc. No hubo voluntad de las autoridades para rectificar y resolver el rescate académico y patrimonial, dentro de lo cual la evidente vulnerabilidad del Inpreunah formó papel importante.

    Para la ADUNAH, el diálopgo siempre ha sido la primera opción para la solución de nuestros reclamos. Se planteó la reforma del EDU desde 1993 y fue necesario esperar a la Dra. Castillo de Rodríguez para que la idea fuera acreditada. La vulnerabilidad de la Ley Orgánica a los abusos de las autoridades fue señalada también en 1993 y fue necesario insistir infatigablemente hasta 2004 para que el Congreso Nacional de la República iniciara el proceso. (La ADUNAH se limitaba a proponer reformas a la Ley y no se hace responsable de la escogencia de ciertos funcionarios Comisonados o de sus arbitrariedades).

    Pocos dentro de la comunidad universitaria apoyaron nuestras reivindicaciones. Habiendo fracasado siete (7) reuniones entre febrero y marzo de 2001 con comisión de decanos en quienes el CU eventualmente no delegó autoridad resolutiva, FUE NECESARIO reivindicar derechos y el rescate de la responsabilidad institucional, la ADUNAH declaró paro de labores el 4 de marzo de 2001. La medida se mantendría hasta el 16 de mayo.

    El Inpreunah habría colapsado de no ser que la Sra. Rectora de la UNAH, en su condición de presidenta del Claustro Pleno, en sesión extraordinaria del CP del 16 de abril, de 2001, persuadió a los miembros sobre la necesidad de introducir cambios en la representación de la comunidad universitaria ante la junta directiva del Inpreunah, Desde 1989, la representación de cinco miembros le había correspondido a la Rectoría, al Consejo de Administración, al Asesor Legal de la UNAH y, con dos representantes propietarios, al Sindicato de Trabajadores de la UNAH (Sitraunah).

    Desde 1997, las decisiones sobre políticas de la junta directiva del Instituto por regla general venían siendo adoptadas bajo quórum mínimo. La Sra. Rectora comprendió la preocupación de la ADUNAH sobre ramificaciones en perjuicio de la UNAH. Era imprescindible impedir el colapso del Inpreunah por descapitalización por cuanto de darse esa situación, la UNAH se vería obligada a incurrir las obligaciones de los beneficios de jubilación como pasivo laboral, según incidiera cada vez más severamente sobre futuros presupuestos de la institución. (Compréndase las limitaciones del diálogo con las autoridades para que los cambios institucionales se materialicen. Llega el momento en que el diálogo vendrá seguido de la interrupción, el marginamiento – mientras se hacen declaraciones de apertura – y, con el transcurrir del tiempo improductivo, las medidas de presión, como fue el caso del rescate del Inpreunah. Habrá otra ocasión para ilustrar este extremo.)

    En aquél y en anteriores momentos de crisis en el Inpreunah, profesionales universitarios en el campo de la administración, de las finanzas y de la banca fueron solidarios con la defensa del instituto. En ese mismo momento y excepto en la sesión del 16 de abril de 2001, autoridades y el Claustro de profesores de la Facultad de Ciencias Económicas, Administrativas y Contables guardaron silencio sobre el rescate del Instituto. Fue necesario que los sectores ahora representados ante el Inpreunah en julio de 2001, incluyendo la Rectoría, el Consejo Universitario, el Sitraunah, la Asociación de Jubilados de la UNAH (Ajupeunah) y la ADUNAH nos solicitáramos voluntariamente la intervención de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) entre 2001 y 2003 para el reordenamiento del desorden interno.

    En sesión extraordinaria de mayo de 2002, el Claustro Pleno aceptó y aprobó acuerdo CUE-007-2002 – en agenda por iniciativa del Inpreunah y propuesta por la Rectoría ante la inciertidumbre sobre la ejecución del Consejo de Administración para transferir las cuotas patronales al Inpreunah: que la Secretaría de Finanzas descontinuara dichas transferencias a la UNAH para posterior asignación al Inpreunah sino realizarlas de manera directa. Esta disposición no se materializó sino hasta en marzo de 2003, retroactiva entonces a partir de enero de 2003.

    Pocos recordamos (pocos nos hicimos presentes) que dicho acuerdo CUE-007-2002 determinaba la deuda con el Inpreunah a aquella fecha en Lps.740 millones y que la UNAH se comprometió a hacer efectivos los pagos a cinco (5) años plazo. Este pago, producto de deliberaciones al más alto nivel de gobierno, jamás se realizó.

    En julio de 2001, los activos del Inpreunah eran préstamos personales e hipotecarios por aproximadamente Lps.72 millones, los predios y edificio ilegalmente adjudicados por el Claustro Pleno (pero no contabilizados). Las cuentas en bancos eran de aproximadamente Lps.1.6 millones bajo embargo.

    En julio de 2001 había 22 jubilados solamente: la incapacidad del sistema para asumir nuevos compromisos habría conducido a la desaparición del Instituto. Actualmente se jubilan entre 15 y 25 empleados y trabajadores por mes, para un total de casi 500 jubilados en 2008.

    Actualmente – y gracias en no poca medida a la orientación de la CNBS y a una estricta administración – el Inpreunah mantiene inversiones de Lps.1,300 millones, mensualmente concede beneficios de Lps.6.5 millones cada mes, con una proyección de Lps.10 millones a partir del 2009.

    En 2004, el Secretario del Consejo de Administración se hizo presente ante la Secretaría de Finanzas para advertir que la resolución sobre las transferencias directas de las cuotas patronales al Inpreunah solamente eran aplicables al año 2003 y que debía reintroducrise las transferencias a través de la UNAH. Fue necesario que el Rector Guillermo Pérez Cadalso-Arias impidiera el error.

    La Comisión de Transición propuso y el Congreso de la República aprobó que la Secretaría de Finanzas presupuestase pago de deuda por cuotas patronales en 2008. El 14 de julio de 2008, el Secretario Ejecutivo de Administración y Finanzas de la UNAH (el Consejo de Administración desapareció con la Ley Orgánica del 12 de febrero de 2005) notificó a Finanzas y a la Secretaría de Educación (a través de cuyo presupuesto anual se maneja el presupuesto de la UNAH) suspender los pagos mensuales programados, dejando en suspenso el pgo de Lps.45.6 millones entre julio y diciembre, 2008, inclusive. A la fecha, el actual rector no ha revertido esa ilegalidad (en el campo de las normas de ejecución presupuestaria). Es compromiso de la actual administración hacer efectivo esos valores antes de diciembre de 2008. El 6 de noviembre de 2008 solicité a la Junta de Dirección Universitaria información sobre las medidas que haya adoptado, dadas las ramificaciones de responsabilidad incurridas.

    Estoy convencido de que anteriores gobiernos de la UNAH – sin mayor esfuerzo y a través del diálogo – habrían acreditado la deuda con el Inpreunah (todavía no formalizada) mucho antes, si la comunidad universitaria y no solamente la ADUNAH les hubiera hecho sentir esa preocupación. No hace falta tener simpatías hacia la Asociación de Docentes, sus políticas o hacia las personas que activan en ella. Es asunto de defender el derecho de aquellos a quienes ciertos funcionarios han atropellado o han sido indifenertes sobre sus intereses.

    Todavía ahora se hace necesario condicionar: a) que la UNAH acepte que la Secretaría de Finanzas mantenga los pagos de las cuotas patronales de manera directa y; b) que el pago de la deuda reconocida de aproximadamente Lps.750 millones a octubre de 2008 también se realice directamente hasta finalizar el compromiso.

    Quince años en los que una deuda de Lps.45 millones se ha convertido en suma innegociable para el derecho de los empleados y trabajadores de la UNAH. Hubo momentos en 1998-2002 cuando la ADUNAH proponía compromiso de pago a veinte años, propuestas que jamás fueron respondidas. Es dudable que las autoridades habrían aceptado acreditar la deuda y las condiciones a las que se han comprometido para el 20 de noviembre de 2008 sin las acciones de presión de la ADUNAH en Ciudad Universitaria, en UNAH-VS y en el CURLA.

    El perjuicio ocasionado tanto al Inpreunah como a las finanzas de la UNAH es casi incalculable; la UNAH tendrá que sacrificar programas durante más de una década y, sin embargo, solamente la ADUNAH demanda identificar y deducir responsabilidades a los responsables a cualquier nivel. Será que, después de todo, el erario nacional aguanta con lo que sea.

    Hay interioridades otras que reportar pero el espacio es ya desmedido y debo hacer niuevo reconocimiento a la oportunidad que este blog nos permite.

    El documento de 23 puntos de discusión que el Sr. Rector aceptó en oficinas del Foro Nacional de Convergencia (FONAC) el 12 de junio de 2008 dio lugar posteriormente a pliego de peticiones de 12 puntos, incluyendo el reclamo del pago de la deuda con el Inpreunah. Hay entre el resto de los reclamos asuntos de interés académico que algunos universitarios desmeritarán pero deben conocer y deben ser analizados, en el sentido de hacer respetar las leyes y los reglamentos. Es posible, sin embargo, que con el asunto del Inpreunah resuelto, retorne la indiferencia entre algunos.

    Les saluda,

    M. Durón

  3. Todo lo que mencioná el sr. Mauricio Durón es aceptable, pero porqué afectar el derecho de los estudiantes a recibir sus clases (el respeto al derecho ajeno es la paz), ¿o es qué el derecho estudiantil es de menor valor que el de los profesores? Algunas profesores e instructores, que es raro que aparescan a dar sus clases en tiempos de paz, en estos momentos tienen una excusa para ausentarse. Y que decir del recorte de programas, eliminación de examen de reposición, no se habla de reponer el tiempo perdido. Las tres semanas perdidas no se repondrán porque hay que irse de vacaciones a celebrar las fiestas cristianas. ¿Porqué no se hacen huelgas, marchas, mitins, etc en horas no laborables, feriados, sábados, domingos, etc? Ah no, esos días no, porque tengo que atender mi familia, mi negocio. ir a mi otro trabajo. Son huelguistas de horas de oficina. La indirencia entre algunos volverá porque para muchos huelguistas sus motivos son otros.

  4. El instituto de previsión de los empleados de la UNAH debería ser exclusivamente para los que trabajan en ella. Hay personas que tienen varios trabajos aparte del que tienen en la UNAH. Argumentan que la vida está difícil y que por eso tienen que hacer de todo para sacar a sus familias adelante(!¡), que la ley no lo prohibe, que lo hacen en su tiempo libre(!¡¿?), etc, etc. ¿Pero en esos trabajos les dan previsión? Pienso que en algunos si y en otros no. El IMPREUNAH DEBE SER EXCLUSIVO PARA EMPLEADOS QUE TRABAJAN EXCLUSIVAMENTE PARA ELLA. No es justo que los “vivos” le den su trabajo a otro y el que paga la previsión seamos los que sólo trabajamos para la UNAH. Que estos empleados que tienen otros ingresos paguen una cuota diferente, que su otro empleador pague la contraparte. O que busquen un sistema de previsión privado. La UNAH debería fiscalizar si estos empleados multipatrón están cumpliendo sus deberes para con ella. Como pueden rendir física y mentalmente personas que trabajan en estás condiciones. Le rinden a uno, pero no a los otros. La UNAH debe denunciar esta anomalía o pedir que se revise esta ley. Lo mejor de su vida se lo dan a otra institución(es) y el que les paga su vejes es la UNAH. Me parece injusto, arbitrario y hasta corrupción que se haga de esta práctica algo loable.

  5. Gustavo A. Ponce dice:

    Todo mundo habla del “respeto al derecho ajeno” como base para la paz, y nadie parece entenderlo. Ahora resulta que el Ing. Barahona piensa que se nos debe privar del derecho de una jubilación por cometer el pecado de trabajar –en un horario que no se traslapa con el que tenemos en la UNAH– en otra institución. ¿No es un derecho hacer lo que uno estime más conveniente antes o después de cumplir la jornada en la UNAH? Si alguien no cumple con sus obligaciones, es deber del jefe inmediato aplicar las sanciones correspondientes.

    Por otro lado, creo que el Ing. Barahona está malinformado: la ley no permite jubilarse de dos instituciones (aunque haya aportado permanentemente a ambas). Cuando exieten convenios entre las instituciones, se puede trasladar los aportes de una a otra, de modo que los que tenemos dos trabajos efectivamente estaríamos pagando el doble. Cuando no hay convenios, uno se jubila en una de las instituciones y en la otra simplemente le devuelven el dinero que ha aportado. Cobrar dos o más jubilaciones es, quizá, un privilegio para peces gordos que nadan por encima de la ley, pero no para el común de los mortales.

    Entiendo, sin embargo, que al Ing. Barahona le molesta que se haga tanto énfasis en los derechos sin mencionar que todo derecho viene ligado a una obligación, y que quien no cumple con la obligación pierde el derecho. Comparto su idea de que los derechos de los estudiantes son tan importante como los de los docentes, los administradores, y de todos los habitantes del país, y que no deberíamos penalizar a los estudiantes privándolos de las clases y el conocimiento por problemas que no tienen que ver directamente con ellos. Pero tampoco podemos bajar la guardia y quedarnos viendo cómo los malos manejos de las autoridades comprometen nuestro futuro y el de nuestras familias.

    Hay que buscar otras medidas de presión. Se aceptan ideas…

  6. No he dicho que se les prive del derecho a jubilación, Alá me libre de semejante pecado. Todo lo que usted dice lo se, porque trabajé también en dos instituciones con sus propios sistemas de jubilación. Lo que considero injusto y corrupto es en lo siguiente: que se trabaje en dos o más empleos, se le de todo a uno, y a los otros se llegue cansado, agotado, enfermo y viejo: sólo a pedir a la jubilación. Que cierta cantidad de tontos útiles hagan la huelga; mientras los “vivos” están en el otro trabajo. Por otra parte, es cierto todo derecho implica deberes y ese deber es el derecho de otros y así sucesivamente. Sin embargo, en el derecho burqués el derecho privado prevalece ante el público. En los tiempos en que se permitió tener más de un trabajo era porque no habían los suficientes profesionales para cubrir todas las plazas, pero ahora que hay profesionales vendiendo lotería, conduciendo ruleteros, vendiendo tacos, y otras babosados, pienso que un empleo por persona es justo. Pero no se preocupe, sólo es una opinión. Si puede conseguir más chambas: HAGALO.

  7. Carlos Tenorio dice:

    Me parece justa la medida, y just’isimo que nos traten como nin~os malcriados, pues mucha gente ha aprovechado este tiempo para estarse robando el sueldo, y es que por buenas que sean las intenciones de la ADUNAH, no se puede pretender nunca combatir la corrupci’on mediante la comisi’on de m’as actos de corrupci’on. El pisto hay que gan’arselo, verdad elemental. D’ia por d’ia, hora por hora. Le pese a quien le pese. Mucho m’as grande que la deuda de la UNAH al INPREUNAH es la deuda colectiva que tenemos los docentes hacia la UNAH, por todas las horas que no hemos trabajado en todos estos an~os, y no necesariamente por haber estado en huelga. (me refiero no a las horas que pasamos EN el trabajo sino a las horas que efectivamente son DE trabajo) Esa deuda no es cuantificable por tanto no hay manera de sen~alarla ni cobrarla, pero existe, es tan real como la otra, no es un “ente de razo’n”,all’a cada quien con su conciencia.

    Es todav’ia m’as triste que hagamos huelga si consideramos que la mayor’ia de los profesores que trabajamos en la UNAH somos graduados de la misma UNAH, es decir recibimos la educaci’on pr’acticamente gratuita por parte del Estado. Muchos nos hemos adherido desde la adolescencia, como garrapatas, a esta instituci’on. Le sacamos dinero entonces, obtenemos un jugoso sueldo de ella ahora, y encima queremos que nos sigan dando pisto presumiblemente hasta despu’es de muertos. All’a en ultratumba vamos a seguir haciendo huelga, protestando contra las ‘animas de rectores difuntos, lejos de la luz, amargados por todos los pr’estamos que no pudimos sacarle al INPREUNAH en vida… Estaremos condenados a permanecer en el limbo porque ni el diablo se va a atrever a recibirnos para no tener que aguantar las sesiones de la ADUNAH. Y es que hay almas que pueden estar rostiz’andose en el averno pero nunca dejar’an de hablar paja.. yo el primero..

    ..y todav’ia piensamos volver “a la carga” despu’es del 20, justo despu’es de recoger los cheques? (zzzz…) porque ese tiempo “de lucha” hay que pagarlo como es justo, y no quisi’eramos estar dando clases en Navidad y mutilar m’as el tiempo de las vacaciones.

    Lo ‘unico que lamento es no haber pasado lista a los estudiantes, ahora me va a tocar venir el 12 de Enero a hacer dios sabe qu’e. Voy a tener que preparar material adicional a lo que normalmente se cubre en el curso de un per’iodo normal. Pero claro, para eso son las “vacaciones”..

    Saludos,
    Carlos

  8. Estoy de acuerdo con su comentario. Y lamento también el no haber pasaso lista por las clases que di.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: